Buscador Google

Buscar tus Recetas en Buenos Aires

Buscar las Recetas en este blog

domingo, 24 de julio de 2011

CONSEJOS PARA CELIACOS



CONSEJOS PARA CELIACOS
A pesar de que se han eliminado muchos alimentos apetitosos en la dieta del celiaco, esto no quiere decir que el comer no pueda ser un placer para el celiaco. Lo único que hay que hacer ahora es una adaptación a las recetas, sustituyendo los ingredientes prohibidos por los permitidos. A continuación damos unos consejos generales y dos deliciosas recetas básicas para que el celiaco pueda comer sin preocupaciones y disfrutar de una deliciosa y variada comida a toda hora.
Precauciones generales
Iniciar una dieta sin gluten se recomienda para aquellos que han comprobado, por medio de una biopsia intestinal, una intolerancia a esta proteína. Los celíacos deben eliminar de su dieta cualquier alimento que incluya como ingredientes centeno, cebada, avena, trigo, triticale o productos derivados como almidón, galletas, pastas, harina, panes, pasteles, etcétera.
Por el contrario, el celiaco puede comer todos aquellos alimentos sin contenido de gluten en su origen como pollo, pescado, quesos, huevos, leche, crema, cereales sin gluten como el maíz, el amaranto y el arroz, verduras, frutas, tubérculos, grasas, miel, etcétera. Se dice que la dieta debe seguirse durante toda la vida ya que la ingestión de gluten, aunque sea en pequeñas cantidades, produciría lesión de las vellosidades intestinales, la ingesta de esta proteína es sumamente dañina para el intestino delgado del paciente, ya que lesiona la mucosa o el recubrimiento interno impidiendo que los nutrientes sean absorbidos. Si el intestino se daña todo el organismo se expone a deficiencias del sistema óseo, sanguíneas, nerviosas, etcétera, aunque no siempre estas lesiones tienen por qué ir acompañadas de síntoma alguno.
Leer las etiquetas de los productos que se compran es necesario, hay que revisarlas bien y eliminar cualquier producto que contenga algún derivado del gluten. Hay que poner atención y rechazar todo producto que contenga féculas, sémolas, amiláceos, fibra, espesantes, proteínas, proteína vegetal, hidrolizado de proteína, malta, extracto de malta, levadura, extracto de levadura, especias, aromas y cualquier cereal. Se recomienda eliminar de la dieta todos los productos a granel o no etiquetados, aquellos donde no se pueda saber los ingredientes. Hay que poner precaución además con las harinas de amaranto, maíz, arroz, etcétera que venden en las panaderías o mercados, y que no tengan en su etiqueta la certificación de la ausencia de gluten, ya que podrían estar contaminadas si su molienda se ha realizado en molinos donde muelen trigo, avena o cualquier otro cereal. Se ha de tener cuidado con los alimentos de los restaurantes ya que se pueden freír o cocinar junto a alimentos que lleven gluten y de esta forma quedar contaminados para el celiaco. Algunos de estos alimentos son las sopas, las cremas, y en especial aquellos alimentos fritos. Como recomendación general se aconseja que, si existe cualquier duda, eliminar la opción de la dieta.
Publicado en http://www.biomanantial.com

lunes, 4 de julio de 2011

Salud | lunes 4 julio 2011 | 16:48:00 hs Salud Pública trabaja en la prevención de la diabetes a través de la Atención Primaria



Se llevan a cabo talleres de capacitación a profesionales de la salud, agentes sanitarios, charlas comunitarias con distintas organizaciones sociales y acciones de difusión a través de los medios de comunicación masiva.

En el marco del "Modelo de Calidad", el Ministerio de Salud Pública fortalece las acciones de prevención y promoción de la salud en relación a la diabetes. En ese contexto se llevan a cabo talleres de capacitación a profesionales de la salud, agentes sanitarios, charlas comunitarias con distintas organizaciones sociales y acciones de difusión a través de los medios de comunicación masiva.
Este miércoles se llevará a cabo un nuevo taller de capacitación destinado a Promotores de Salud. El encuentro se realizará en el Salón Auditórium, Dr. Ramón Carrillo, del Ministerio de Salud Pública a partir de las 8:00 y el mismo estará a cargo de la Dirección de Atención Primaria de la Salud (APS).
El Dr. Daniel Dionisi, a cargo del servicio de Diabetes del Hospital Escuela, expondrá ante los Promotores de Salud acerca de parte clínica, diagnóstico y como tratar los distintos tipos de diabetes, básicamente sobre la prevención y el control de la enfermedad.
Recordó además que la diabetes es una enfermedad silenciosa que se manifiesta a cualquier edad y se debe a factores hereditarios (cuadro genético) o predisponentes como el exceso de peso, la falta de una dieta saludable, la inactividad física, comidas en exceso, las grasas, entre otras distorsiones en la salud.
En esa dirección consideró que "el diagnóstico precoz de la patología es lo más aconsejable para evitar las complicaciones agudas y /o lograr un control más eficaz de la enfermedad".
La diabetes es un desorden del metabolismo, el proceso que convierte el alimento que ingerimos en energía. La insulina es el factor más importante en este proceso. Durante la digestión se descomponen los alimentos para crear glucosa, la mayor fuente de combustible para el cuerpo. Esta glucosa pasa a la sangre, donde la insulina le permite entrar en las células. (La insulina es una hormona segregada por el páncreas, una glándula grande que se encuentra detrás del estómago).
Tipos de Diabetes
Hay dos tipos principales de diabetes. Al tipo I, dependiente de la insulina, a veces se le llama diabetes infanta-juvenil, porque normalmente comienza durante la infancia (aunque también puede ocurrir en adultos). Como el cuerpo no produce insulina, personas con diabetes del tipo I deben inyectarse insulina para poder vivir. Menos del 10% de los afectados por la diabetes padecen el tipo I.
En el tipo II, que surge en adultos, el cuerpo sí produce insulina, pero, o bien, no produce suficiente, o no puede aprovechar la que produce. La insulina no puede escoltar a la glucosa al interior de las células. El tipo II suele ocurrir principalmente en personas a partir de los cuarenta años de edad.
El buen control de la diabetes
Este defecto de la insulina provoca que la glucosa se concentre en la sangre, de forma que el cuerpo se vé privado de su principal fuente de energía. Además los altos niveles de glucosa en la sangre pueden dañar los vasos sanguíneos, los riñones y los nervios.
No existe una cura para la diabetes. Por lo tanto, el método de cuidar su salud para personas afectadas por este desorden, es controlarlo: mantener los niveles de glucosa en la sangre lo más cercanos posibles los normales. Un buen control puede ayudar enormemente a la prevención de complicaciones de la diabetes relacionadas al corazón y el sistema circulatoria, los ojos, riñones y nervios.
Un buen control de los niveles de azúcar es posible mediante las siguientes medidas básicas: una dieta planificada, actividad física, toma correcta de medicamentos, y chequeos frecuentes del nivel de azúcar en la sangre.
La importancia de la educación sobre diabetes
A pesar de todos los avances en el tratamiento de la diabetes, la educación del paciente sobre su propia enfermedad sigue siendo la herramienta fundamental para el control de la diabetes. La gente que sufre de diabetes, a diferencia de aquellos con muchos otros problemas médicos, no puede simplemente tomarse unas pastillas o insulina por la mañana, y olvidarse de su condición el resto del día. Cualquier diferencia en la dieta, el ejercicio, el nivel de estrés, u otros factores puede afectar el nivel de azúcar en la sangre. Por lo tanto, cuanto mejor conozcan los pacientes los efectos de estos factores, mejor será el control que puedan ganar sobre su condición.
También es necesario que la gente sepa qué puede hacer para prevenir o reducir el riesgo de complicaciones de la diabetes. Por ejemplo, se estima que con un cuidado correcto de los pies, se podría prescindir de un 75% de todas las amputaciones en personas con diabetes.